martes, 12 de junio de 2018

Calzado laboral del sector sanitario

El calzado laboral para el sector sanitario ha de reunir unas características específicas de seguridad, prevención de riesgos y sobretodo comodidad.

Unas características que deben ser tenidas en cuenta cuando se diseñan zapatos, deportivos o zuecos para entornos sanitarios.


Es necesario realizar un estudio cuidadoso de las necesidades de los puestos de trabajo en hospitales, centros de salud e industrias de farmacia, así como una constante experimentación biomecánica para aplicar los avances científicos al calzado profesional.


Hay áreas o zonas de trabajo en el hospital que son especialmente sensibles y donde la asepsia es exigible.
– Personal de planta (médicos, radiólogos, enfermeras, auxiliares, celadores, etc.).
– Quirófanos y Unidades de Vigilancia Intensiva (cirujanos, anestesistas, enfermeras y otros).
– Laboratorios y Anatomía Patológica.
– Hostelería, lavandería y cocina. – Administración.


Los modelos que requieren asepsia deben ser lavables en lavadora doméstica, con el agua entre 30ºC y 35ºC. Tras este método de desinfección las cualidades del calzado permanecen intactas.


Las condiciones de lavado en lavadora automática, según la norma UNE-EN ISO 19954:200 son:
– Volumen de agua: 18L.
– Temperatura; entre 30ºC y 35ºC.
– Tiempo de lavado: 35min. Rotación 40 rpm.
– Detergente: ECE 98 sin fosfatos.
– Centrifugado: 400 rpm.
– Duración total del ciclo lavado/enjuagado/escurrido: una hora.

Además, el calzado debe estar diseñado para facilitar la marcha, corregir posturas, disminuir la fatiga y las tensiones físicas en largas jornadas con muchas horas de pie y caminando largas distancias. Deben ser zapatos que combinen ligereza, buena sujeción, suela antideslizante y antiestática.


El calzado profesional sanitario debe estar homologado y certificado de acuerdo a la  normativa europea de prevención de riesgos laborales. Así, deben estar concebidos para evitar resbalones y caídas con suelas diseñadas para minimizar el deslizamiento, incluso en situaciones de emergencia.
También es fundamental para algunos profesionales contar con calzado antiestático, que evita la chispa al tocar objetos metálicos y evita descargas en la manipulación de maquinaria electrónica (Scanner, T.A.C., Rayos X, etc.).


Para atender todas estas necesidades, Calzados Robusta® diseño la colección de anatómicos para el sector Salud y en ella se incluyen modelos resistentes a 12 ciclos de lavado.
Además, estos modelos son transpirables y están fabricados con un material que garantiza la evacuación de sudor, llegando a conseguir un 70% más que una zapatilla de atletismo.

by Robusta

No hay comentarios:

Publicar un comentario