martes, 28 de febrero de 2017

Barcelona Cardiprotegida

Compartimos este post publicado por el Ayuntaminento de Barcelona en su web

Barcelona trabaja para ser la primera gran ciudad cardioprotegida del mundo

En el año 2017, cada ciudadano tendrá un desfibrilador a 250 metros, lo que facilitará la actuación ante un caso de parada cardíaca. De momento, se ha instalado estos aparatos en farmacias y en varios espacios deportivos y culturales de la ciudad y, como prueba piloto, en cuatro estaciones de metro de la L1 y en ocho Mercados Municipales.
Cada ciudadano de Barcelona tendrá en 2017 un desfibrilador a menos de 250 metros. Esta es la finalidad del programa “Barcelona, ciudad cardioprotegida”, de la Asociación Barcelona Salud, que impulsa la instalación de estos aparatos accesibles en todos los espacios públicos.
Los primeros espacios a proteger han sido las farmacias con horario de 24 horas. Concretamente se han instalado desfibriladores en 80 establecimientos repartidos de forma estratégica por los distritos.
También, ya se encuentra en funcionamiento una prueba piloto para proteger TMB: hay aparatos instalados en los andenes de cuatro estaciones de metro de la L1: Espanya, Universitat, Catalunya y La Sagrera, por donde transitan diariamente hasta 300.000 personas. Durante el año 2015 se completará la línea 1 y a partir del 2016-2017 se ampliará al resto de líneas.
Los próximos espacios a ser cardioprotegidos serán los Mercados Municipales, que reciben hasta 70 millones de personas cada año. La prueba piloto incluye 8 de los 39 mercados: Santa Caterina, Gràcia, Caputxins de Sarrià, Concepció, Guineueta, Encants, Sants y Provençals.
“La muerte súbita equivale a entre 15 y 18 veces el número de muertes por accidentes de tráfico” explica Joan Soriano, Secretario General de la Asociación Barcelona Salud. “Lo que queremos es blindar toda la ciudad, no sólo cardioproteger algunos espacios y esto es pionero en el mundo”, concluye.
Por su parte, el Ayuntamiento de Barcelona, a través del Instituto Barcelona Deportes, ha proveído de aparatos a 116 instalaciones deportivas de las 122 existentes, al edificio del Consistorio y está en proceso de proteger también las sedes de los distritos.
También ya hay desfiriladores en 10 instalaciones culturales de la ciudad:Palau de la Virreina; Disseny Hub Glòries; los Museos de Història de la Ciutat, del Monestir de Pedralbes, de Frederic Marés i el Etnològic; Arxiu Històric de la Ciutat; Castell de Montjuïc; y el Centre Cultural del Born. Próximamente, se instalará uno en el paseo de Sant Joan, 75.
“Cuando nos dijeron que respiraba nos pusimos muy contentos”
El objetivo principal de este programa es salvar vidas. De hecho, desde su implantación ya se han salvado dos. La más reciente fue el sábado 29 de noviembre, cuando un pasajero de Ferrocarriles se desplomó en el andén de la plaza de Catalunya.
El cabo de la Guardia Urbana, Fransesc Sancho, que se encontraba de servicio muy cerca de los hechos, coordinó la situación hasta que llegó el SEM. Aplicó el masaje cardiorrespiratorio mientras esperaba que un compañero suyo llevara el desfibrilador de la farmacia más cercana.
“Cuando al cabo de un par de minutos llegó el DEA (Desfibrilador Externo Automático), lo conectamos, le pusimos los parches, la máquina hizo el estudio pertinente y aconsejó que se realizara la descarga. Cuando vi que todo el mundo estaba apartado, pulsé el botón y Lucas dio un salto considerable “, describe el cabo. “Posteriormente, cuando el SEM nos dijo que respiraba, nos pusimos muy contentos. Fue una experiencia muy emocionante“, explica Sancho conmovido.
Powerheart G5
Y es que ante un caso de parada cardíaca el tiempo es oro: solo disponemos de diez minutos para actuar y, cada minuto que pasa, se reducen entre un 8% y un 10% las posibilidades de reanimación.

Si quieres un equipo para tu sede, club o empresa contacta con Ventas Exclusivas Online y te asesoraremos.



Somos distribuidores de Cardiac Science

No hay comentarios:

Publicar un comentario